Archivo -17 abril, 2018

1
GUICHON INVITA AL LANZAMIENTO DEL PROYECTO CIUDAD LIMPIA
2
REFORMAS EN EL HEL
3
EN PAYSANDU, HIRIERON DE BALA A UN HOMBRE EN BICICLETA
4
NACIONAL EN BASQUET, HACIENDO HISTORIA, ES SEMIFINALISTA
5
LA EXSENADORA FRENTEAMPLISTA, FALSIFICO DE NUEVO UNA FIRMA
6
EL MURO DE LA VERGUENZA
7
RUSIA Y SIRIA ENTORPECEN INSPECCIÓN EN LA ZONA DEL ATAQUE

REFORMAS EN EL HEL

Dio comienzo una serie de reformas en la sala de Pediatría del Hospital Escuela del Litoral “Luis Galán y Rocha”, con trabajos de reestructura en el área de Enfermería, diferenciándose “la enfermería limpia y la sucia”, para luego avanzar en un área mayor. La directora del HEL, Angela Almeida, explicó que en la siguiente etapa se harán “habitaciones para dos camas con baño privado, ya que ahora tenemos habitaciones de tres y cuatro camas con baños comunes”. El proyecto es, como en el resto de las salas del hospital que han sido reformadas, que cada habitación tenga dos camas y su baño.

EN PAYSANDU, HIRIERON DE BALA A UN HOMBRE EN BICICLETA

En plena tarde, apenas pasadas las 17.30, intentaron rapiñar a un hombre de 59 años, y como se resistió le dispararon a un pie, hiriéndolo.
Nada hacía prever que poco rato después que los niños salen de la escuela, se registraría un tiroteo en plena vía pública. El hombre de 59 años circulaba en su bicicleta por Benito Chain, cuando a pocos metros de la intersección con Independencia fue abordado por dos sujetos que se acercaron en moto e intentaron arrebatarle la riñonera.
Sin embargo, no contaban con la reacción y resistencia del hombre, que al impedir que pudieran concretar el delito motivó también que le dispararan con un arma de fuego. Lo hirieron en un pie y se dieron a la fuga sin lograr su propósito. Minutos después de la denuncia telefónica, llegó la camioneta de la Seccional Segunda que encontró al hombre y presurosamente lo llevaron al área de Emergencia del Hospital Escuela del Litoral. La Fiscalía y la Policía están trabajando para identificar a los autores del ataque.

NACIONAL EN BASQUET, HACIENDO HISTORIA, ES SEMIFINALISTA

La fiesta en tres colores

Los tricolores siguen soñando despiertos y bajaron del torneo a uno de los equipos que, a priori, partía como candidato. Lejos de estar en el pelotón de los de arriba en los pronósticos previos, Nacional fue construyendo su solidez a lo largo del certamen y este lunes lo ratificó con creces.

Ante un excelente marco de público, la hinchada de Nacional llenó la tribuna de la calle Minas en el Cr. Gastón Güelfl y la fiesta en la tribuna se trasladó a la cancha.

El equipo de Gonzalo Fernández llegó a perder por 11 en el primer cuarto, que terminó 19-11 para la W, y lo revirtió en el segundo con Santiago Moglia y Callistus Eziukwu como principales figuras. Pese a que Anthony Danridge era neutralizado, se iba 37-32 arriba al descanso largo.

En el tercer chico Welcome fue mostrando la hilacha; Esteban Batista era su única arma ofensiva y los extranjeros prácticamente desaparecieron. Por contrapartida, en Nacional apareció Danridge con una versión más parecida a la que mostró en toda la fase regular.

En base a la defensa, el Bolso se impuso en un deslucido último cuarto, que terminó con Sheard tirando las dos últimas pelotas, primero para empatar y después para ganar. Hubiera sido injusto con la campaña del conjunto albo, que sigue escribiendo su historia.

Danridge con 21 y Eziukwu con 17 fueron los goleadores de Nacional, que el jueves iniciará su serie semifinal al mejor de cinco frente a Aguada. Batista con 23 fue el mejor de Welcome, que terminó siendo una de las grandes decepciones de la temporada.

LA EXSENADORA FRENTEAMPLISTA, FALSIFICO DE NUEVO UNA FIRMA

Comprueban nuevo caso de falsificación de firma de Michelle Suárez

El resultado de pericias caligráficas comprobó que la exsenadora del Partido Comunista (PC) y la primera parlamentaria transexual del país, Michelle Suárez, en su ejercicio de abogada, falsificó de nuevo una firma en un caso de cambio de nombre y sexo.

Según informó Telenoche, las pericias realizadas indicaron que era falsa la rubrica que figuraba en un poder que presentó Suárez en nombre de una cliente que vive en España y que deseaba modificar todas sus partidas y documento de identidad a su nombre de mujer tras operarse.

De acuerdo con El País, la Junta de Peritos Calígrafos del Instituto Técnico Forense “concluyó categóricamente que la rúbrica es obra gráfica de la exsenadora comunista”.

Por ese motivo, el juez Marcos Seijas, quien lleva adelante la causa en el juzgado de la localidad de Atlántida citó a Suárez como indagada para que declare el próximo jueves a las 15.00 horas.

Suárez, quien ya había admitido el pasado 20 de diciembre haber falsificado una firma durante un juicio por la tenencia de una niña, es investigada por tres casos de falsificación.Luego del primer episodio, el PC pidió que la entonces parlamentaria renunciara a su banca del Senado, lo que se concretó el 14 de diciembre de 2017.

Fuente: EFE

EL MURO DE LA VERGUENZA

Muro TrumpAmpliar foto
Un hombre frente al muro entre México y Estados Unidos. CÉSAR RODRÍGUEZ
“¿El muro? Es una reverenda estupidez, una burla que me indigna como mexicano”, dice Tony Valdez a unos pasos de las vallas de lámina que ya existen entre San Diego y Tijuana. Unos metros más adentro, del lado estadounidense, hay otra pared, de concreto. En medio de los dos cercos hay ocho prototipos del muro que ha obsesionado a Donald Trump desde que anunció su candidatura presidencial en junio de 2015. “Soy vecino del muro de la vergüenza”, cuenta Valdez con una sonrisa pícara, pero segundos después las risas se convierten en enojo y la ira, en resignación. La construcción del nuevo muro ya es una realidad desde hace una semana en los límites entre Chihuahua y Nuevo México, y no tardará en llegar a California, donde se colocaron las primeras muestras, según Trump.

La línea ha marcado la vida de Valdez, de 33 años, que llegó a Tijuana cuando tenía siete y se mudó al barrio de La Torres, muy cerca del otro lado. Siempre pegado al muro, siempre conviviendo con la migra [patrulla fronteriza], siempre a un paso de Estados Unidos. Su hermano acaba de irse a Oregón. Pagó 7.000 dólares a un pollero y cruzó hace apenas una semana. La frontera tiene sus reglas, explica. Sin papeles, el que no paga, no pasa. Los indocumentados son un negocio tan redituable que los traficantes ya permiten el pago en abonos. Ese es justo el caso del hermano de Valdez.

Trump Muro
Vista de un proptotipo del muro. CÉSAR RODRÍGUEZ

“Así pongan mil muros, el mexicano va a seguir cruzando porque hay billetes, va a seguir persiguiendo la chuleta”, comenta Valdez antes de quejarse por el anuncio del despliegue de miles de soldados estadounidenses en la frontera. Es la misma opinión que tiene María Magdalena Palacios, de 56 años. Las imágenes de emigrantes que intentan cruzar son casi de todos los días. Su casa está enfrente de uno de los muros muestra de Trump, el morado. “Yo tengo papeles desde la amnistía, mi esposo era gabacho”, cuenta Palacios y recuerda la visita de Trump, que estuvo a unos metros de donde vive, hace un mes. “Cuando vino El Trumpas cerraron todas las calles del lado mexicano, nadie podía entrar ni salir”, se acuerda Jorge Pérez, un trabajador de un depósito de autos de 47 años. El Congreso de Estados Unidos aprobó a finales de marzo una partida de 1.600 millones de dólares para la construcción de la valla, muy lejos de los 25.000 millones que pidió el mandatario en un primer momento.

  Los rastros de la visita aún son visibles en los barrios de la línea. Todavía quedan montañas de basura que se recogió en las calles aledañas. Esta vez, los desechos no se metieron debajo de la alfombra, se dejaron junto a la valla. Los caminos de tierra están repletos de zapatos viejos, ropa, cepillos de dientes que dejan a su paso los que intentan cruzar. Hay también llantas de camiones y pilas de desperdicios que sirven de plataforma a los curiosos que quieren asomarse al lado gringo.

Han venido muchos periodistas y ya existen tours que parten desde el Museo de Arte Contemporáneo de San Diego y que pretenden concienciar a los habitantes de ambos lados del muro. No todos los habitantes de los barrios de Las Torres, Rancho Escondido y el Nido del Águila, que son zonas marginales de Tijuana, están ómodos con la atención de las últimas semanas. “Arman puro pinche desmadre, sueltan a nuestros perros, hacen muchas preguntas”, reclama Kevin Ávila, de 18 años.

La familia de Ávila tiene un yonke (junkyard, depósito de chatarra) y mientras trabaja en el motor de un coche, el acordeón y la tarola retumban en el estéreo de otro auto. Es un corrido en honor a El Cochiloco, un capo de la droga que murió en los noventa y que, se decía, era uno de los socios más cercanos en México de Pablo Escobar. Algunos halcones se percatan de la llegada de forasteros y toman fotos con sus teléfonos desde una camioneta negra, pero después se tranquilizan y se alejan.

“Todas las fronteras tienen sus poderes, están los polleros, están los narcos, están los federales y todos tienen su territorio”, señala Valdez. “Es una zona brava, hay que tener cuidado”, advierte. Unos metros más adelante se levantan tolvaneras de arena por el paso incesante de tráileres, que forman una fila interminable hasta las puertas de la aduana para camiones y están tripulados por chóferes dormidos o hundidos por el tedio de una espera que puede prolongarse por varias horas.

Muro Trump
La valla que divide a Estados Unidos de México. CÉSAR RODRÍGUEZ

Los prototipos del muro de Trump están a un par de kilómetros de la garita de Otay. Está previsto que una nueva puerta de entrada se construya muy cerca del Nido del Águila para desahogar la presión sobre los dos accesos que existen en la frontera más concurrida del mundo y que no se dan abasto. Las negociaciones por los terrenos inquietan más a lo habitantes de los barrios de la línea que la nueva valla. “Vamos a ver qué pasa, a ver si la construyen”, dice María Magdalena antes de volver a casa con sus tres perros. “No importa lo que pongan, la gente con necesidad va a seguir cruzando para buscar una vida mejor”, vaticina Montserrat Camuñas, de 26 años.

De un lado, el desierto y del otro, mares de casas. De un lado, un albañil que gana 140 dólares al día y del otro, su hermano que intenta salir a flote con su propio negocio. De un lado, el freeway y del otro, los caminos de tierra. De un lado, ilegales y del otro, libres. “No hay necesidad de estar brincándose para allá, yo estoy feliz aquí, Estados Unidos ni para voltear a ver, la neta”, afirma Valdez antes de regresar al trabajo.

RUSIA Y SIRIA ENTORPECEN INSPECCIÓN EN LA ZONA DEL ATAQUE

Tres días después de haberse desplegado en Damasco, el equipo de inspectores enviado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)seguía este lunes sin poder acceder a Duma, a una decena de kilómetros de la capital siria, donde el día 7 se denunció  un ataque letal con gas tóxico. El régimen sirio y sus aliados militares rusos, que controlan ese antiguo enclave rebelde desalojado por la oposición en Guta Oriental, alegaron razones de seguridad tras el bombardeo occidental de represalia contra centros de armamento sirios para retrasar el acceso de los investigadores internacionales.

Ígor Kirilov, alto cargo del Ministerio de Defensa ruso, anunció por la noche en La Haya, sede de la OPAQ, que los expertos de la organización internacional podrán visitar Duma el miércoles, según declaracines recogidas por Reuters. Los delegados rusos y sirios, que se habían reunido horas antes con el equipo de la OPAQ en Damasco, se limitaron a ofrecer la presencia de 22 supuestos testigos del ataque químico de Duma para que fueran interrogados en la capital, sin permitir por ahora el paso hasta el escenario de un presunto crimen contra la humanidad.

En Moscú, responsables diplomáticos citados por la agencia Interfax, achacaron a la ONU la responsabilidad del retraso por no haber comunicado “la aprobación de la visita de los expertos de la OPAQ”. Un portavoz de Naciones Unidas replicó desde Nueva York que los inspectores tenían todos los papeles en regla. El Gobierno sirio les concedió el visado en Bruselas el pasado miércoles.

Grupos relacionados con la oposición al presidente Bachar el Asad denunciaron el día 7 que un ataque químico lanzado por el régimen había causado al menos 40 muertos y varios centenares de intoxicados por la inhalación de gas cloro y gas sarín (agente nervioso). Las imágenes y testimonios que difundieron a través de las redes sociales, que mostraban a civiles con graves síntomas de asfixia, fueron consideradas consistentes por la OPAQ para abrir una investigación.

Estados Unidos encabezó el pasado sábado un ataque de castigo lanzado junto con Francia y Reino Unido contra instalaciones sirias —supuestamente vinculadas al programa de armas químicas— tras analizar informes que apuntaban a un ataque con armas prohibidas. El embajador norteamericano ante la OPAQ, Kenneth Ward, acusó ayer a Rusia y a Siria de estar bloqueando el trabajo de la misión internacional, y expresó sus sospechas de que Damasco y Moscú estaban intentando manipular las pruebas disponibles sobre el terreno. Fuerzas gubernamentales y policías militares rusos patrullan en las calles de Duma desde el pasado sábado, cuando los insurrectos de Jaish al Islam abandonaron el enclave tras una rendición pactada.

Frente a las condenas internacionales, rusos y sirios han insistido en que la denuncia del ataque químico en Duma es un montaje organizado por los llamados Cascos Blancos, socorristas voluntarios que operan en las zonas bajo control insurgente, y por asociaciones médicas en el exterior que prestan ayuda a los centros sanitarios en áreas rebeldes.

Razones de seguridad

El equipo de investigadores, que llegó precisamente el sábado a Damasco desde Beirut, está formado por nueve expertos listos para iniciar su trabajo de forma inmediata. “Los miembros de las delegaciones siria y rusa que han participado en los preparativos señalan que hay asuntos de seguridad todavía por resolver antes de proceder a su despliegue”, aseguró en un comunicado Ahmet Uzumcu, director general de la OPAQ, reunida de urgencia en su sede de La Haya.

Serguéi Lavrov, ministro ruso de Asuntos Exteriores, negó cualquier interferencia de su país en las investigaciones. “Puedo garantizar que Rusia no ha alterado las pruebas”, declaró a la BBC. Peter Wilson, representante británico ante la OPAQ, acusó también a Damasco y a Moscú de entorpecer la labor de los inspectores.

Uzumcu instó a todos los Estados miembros “a que compartan información sobre el incidente”. El director general de la OPAQ subrayó que ha pedido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que “comparta la información que haya recabado gracias a sus colaboradores sobre el terreno”. Según la OMS, de los alrededor de 70 muertos en los bombardeos registrados en Duma el pasado día 7, 43 presentaban cuadros relacionados con sustancias tóxicas.“Confiamos en que se puedan llevar a cabo todas las gestiones necesarias para permitir el despliegue [de los inspectores] en Duma lo antes posible”, concluyó.

Buscando hechos, no culpables

La misión de la OPAQ está facultada para recoger muestras, interrogar a testigos y documentar pruebas de los ataques denunciados. Con la información recopilada, el organismo puede constatar que se utilizaron armas prohibidas contra combatientes y civiles, pero carece de atribuciones para atribuir la culpabilidad a alguna de las partes en conflicto.

En 2013, tras un ataque con armas químicas precisamente en Duma que se saldó con centenares de muertos, el régimen de El Asad se vio forzado por la comunidad internacional a entregar su arsenal químico. Su destrucción se llevó a cabo bajo supervisión de la ONU. Las fuerzas de Damasco han sido acusadas desde entonces de lanzar varios ataques con armas químicas, en particular uno en abril de 2017 y el del pasado día 7. En ambos casos ha sufrido bombardeos de represalia por el uso de armamento prohibido encabezados por EE UU.

Copyright © 2015. El Guichonense Digital - www.elguichonense.com