Archivo -marzo 2017

1
AYENDE “EL DEFENSOR DEL PUEBLO”
2
Intoxicados
3
PETER Peleó en la Segunda Guerra Mundial y a los 90 años se convierte en PATRICIA
4
Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor. 132 (Años de la pulpería “El Chanchito feliz”, de Poblado Colón)   “Matemáticas oníricas”
5
UNA ARTISTA ARGENTINA SUBASTA 250 OBJETOS QUE TENIA EN SU CASA DE PUNTA DEL ESTE
6
Venezuela ya no vive mas democraticamente
7
ALLANAN OTRA VEZ LA CASA DEL PROFUGO “LA VENTANITA” EN GUICHON
8
LA CORTITA Y AL PIE  DE FABIAN MOREIRA UN GRAN NEGOCIO, PARA QUIEN?
9
TABAREZ, BUSCARA JUGADORES EXTRA PROCESO
10
LLAMAN A PARO DE CAMIONEROS Y PELIGRA LA DISTRIBUCIÓN DE COMBUSTIBLE

AYENDE “EL DEFENSOR DEL PUEBLO”

Ramiro Ayende un hombre joven, con mucha personalidad, perteneciente a una familia conocida y querida por el Pueblo de Porvenir, quizás no tenga una fluidez en la palabra pero si tiene conceptos claros y contundentes a la hora de expresarse y no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones. desde un principio ha enfrentado el centralismo de un Intendente que poco hace y poco le interesa el interior y su gente cuando desconoce a las autoridades que también llegaron por el voto en los Municipios.Resultado de imagen para RAMIRO AYENDE

Ramiro Ayende, no se presentó en la víspera a las audiencias solicitadas por Asesoría Letrada de la Intendencia Departamental de Paysandú en las Investigaciones Administrativas debido a las diferencias existentes en la cantidad de material caliente y al retiro de los juegos saludables. A través del coordinador del municipio, Marcelo Benítez, envió una desafiante carta a Asesoría Letrada, en la que indica que no le reconoce jurisdicción y que está jerárquica mente por debajo de la figura del alcalde.

 Ayende, expreso: “deberán ustedes de informar por memorando cuál es el motivo de las citaciones referidas”. Y deja bien en claro que “el alcalde de Municipio de Porvenir no está sujeto a jerarquía administrativa de la Asesoría Letrada de la Intendencia de Paysandú ni de ninguno de sus funcionarios”

. En la carta –enviada por correo electrónico– se destaca que: “tampoco procede que se le conmine a asistir a la citación sin saber los motivos y evaluar su pertinencia, ya que, como corresponde a las disposiciones legales y reglamentarias, procede previamente, poner en conocimiento del Concejo Municipal las consideraciones y motivos de dicha citación para resolver en consecuencia lo que corresponde, ya sea la comparecencia del señor alcalde o de quien el Concejo designe”.

Ayende le da un tirón de orejas a Asesoría Letrada, pues en ocasiones anteriores esta repartición “ha citado al señor alcalde de forma improcedente, para cuestionar decisiones adoptadas por el Concejo en el marco de la legitimidad y de sus competencias, y no corresponde bajo tales pretextos someter jerárquicamente al escrutinio de funcionarios subordinados del señor intendente las decisiones que este municipio adopta”. Y concluye: “el contralor de las decisiones políticas del Concejo Municipal eventualmente corresponde a la Junta Departamental de Paysandú y no a una oficina delegada del señor intendente departamental”

La Junta departamental aprobo un llamado a Sala,  del alcalde del Municipio de Porvenir, Ramiro Ayende , momentos donde irrumpió en el ambulatorio de la Junta Departamental para dar las repuestas  por tal motivo la bancada nacionalista solicitó que la comisión general se realizara en ese momento, lo que finalmente no fue aceptado por los ediles del Frente Amplio.

Intoxicados

Cientos de denuncias y testimonios dibujan el mapa de los pueblos fumigados en Uruguay: la avioneta que no reconoce alambrados, los químicos que llegan al agua potable y los síntomas que se interpretan mal. La aplicación de agrotóxicos aumenta y con ella los efectos nocivos sobre la salud y el ambiente. La contradicción de modelos queda expuesta y los vecinos y pequeños productores pierden frente a los grandes del agronegocio.

Foto: Nicolás Garrido

Luego de que los focos de las cámaras de tevé se apagaran y el paraje La Armonía (Canelones) saltara a una desafortunada fama en las tapas de los diarios, después de que sus cultivos se secaran y unas siete familias perdieran toda o casi toda su producción, los últimos análisis son aun más desalentadores. Esta semana, casi dos meses después de lo sucedido, los vecinos supieron que varios pozos de agua para consumo humano estaban contaminados con agrotóxicos.guichon

Durante años atribuyeron la seca de los cultivos a factores climáticos, la falta de agua o al exceso de ella, pero nunca levantaron la mirada hacia el vecino argentino que planta maíz transgénico a 30 metros. Bebieron el agua de los pozos, comieron sus tomates, morrones y berenjenas, y regaron los invernáculos con agua de la cañada sin saber de la contaminación (véase nota “Agua que no has de beber”).

Después de hacerle creer que estaba loca, que tenía visiones, que su enfermedad era de nacimiento, a Miriam, de Colonia Juncal (Guichón, Paysandú), le dieron la razón. No lo hicieron los médicos de la zona, que viven tan próximos a las plantaciones como sus pacientes y que respiran los mismos agrotóxicos que el resto. Lo comprobó el Ministerio de Salud (MS) en 2016, tres años después de que hiciera la primera denuncia: su salud fue afectada por los herbicidas que se aplicaron en los campos vecinos.

Pero las fumigaciones no cesaron. Una familia de la zona elevó en febrero otra denuncia: “es una cerrazón impresionante, viene el humo, el olor, y se te parte la cabeza en segundos”, cuenta Jorge, que relata que sus síntomas, los de su esposa y su niño van desde cólicos, diarrea y vómitos hasta cefaleas y alergias. En Guichón hay vecinos que denuncian, hay algunos que se cansaron de denunciar, y hay otros, nuevos en la zona, que se informan, porque ya empezaron a sentir los efectos de la fumigación (véase nota “Rodeados”).

Debido a la negligencia del médico sojero Máximo Castilla, obstinado en fumigar a sus vecinos, el caso de Paso Picón (Canelones) es otro de los tristemente mediáticos. A pesar de que la Intendencia de Canelones lo sancionó con una multa millonaria, los vecinos lo han visto fumigando hasta fines del año pasado. Si bien algunos están más enfermos que antes, los pobladores de Paso Picón siguen peleando, cada vez más desanimados, contra las demandas que el médico les inició hace años por difamación. Echando mano a su equipo de abogados, el médico arremete ahora “contra todos” los que se han metido con él, como se lo ha escuchado decir en el pueblo.

LAS DENUNCIAS. Más allá de los casos difundidos por la prensa, en los últimos años se presentaron cientos de denuncias por mal uso de agrotóxicos al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (Mgap), al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) y al MS. El Mgap es el que recibió la mayor cantidad de denuncias, 589 desde 2011, mientras que en el Mvotma fueron 71 y en el MS 54, según las cifras que obtuvo Brecha mediante pedidos de acceso a la información que realizó a los tres ministerios y repitió en seis intendencias del Interior, con mayor o menor suerte. El Mgap lidera este ranking porque no sólo recibe denuncias de los afectados sino también derivaciones de otras instituciones, ya que es el organismo que tiene capacidad para tomar las muestras y hacer los análisis de laboratorio. En ese ministerio las denuncias se clasifican según el motivo (a una misma denuncia puede asignársele más de uno), y el más repetido es la deriva del producto, que puede ocasionar afectaciones a la salud, al ambiente o a la producción (véase gráfico).

Si se desglosa por departamento, tanto en las estadísticas del MS como en las del Mvotma, los que más denunciaron fueron los canarios, y les siguieron los habitantes de Colonia, San José y Paysandú. La cantidad de denuncias por departamento se asocia, explicaron a Brecha algunos especialistas, a la agresividad de los agrotóxicos empleados (según los tipos de cultivo más extendidos en la zona), a la densidad de población instalada en lugares próximos a las plantaciones y a la existencia de pobladores que se animan a hacer frente al gran productor. En Canelones se conjugan todos estos factores, y ocurre lo mismo pero en menor medida en los departamentos que aparecen primeros en cantidad de denuncias presentadas.

En este sentido, es particular el caso de Soriano: es el departamento con mayor producción agrícola y, sin embargo, la cantidad de denuncias es marginal. En Soriano pesa la tradición, pero además la construcción de un discurso promovido desde la Intendencia, fundamentalmente en el período de Guillermo Besozzi, que relegó el lema del escudo departamental, “Aquí nació la patria”, por el eslogan “Departamento fértil”, cuando la Intendencia repartía, a manera de souvenir, una cajita con una semilla de soja, cual germinador.

Evolución de la importación de agrotóxicos en relación a la superficie cultivada

Fuente: Elaboración de Pablo Galeano para el período 2000 – 2014 y Brecha para los años 2015 – 2016

“Son todos productores. Convivir con el químico es parte de la lógica”, dijo Germán Cavallero, secretario general de la Intendencia de Soriano, consultado sobre la ausencia de denuncias presentadas directamente a la comuna. Si la afirmación resulta un tanto exagerada, sí es cierto que de una u otra forma la mayoría está directa o indirectamente vinculada a la producción, lo que desalienta las denuncias. Sin embargo, hace un año comenzó a gestarse un movimiento de pobladores que están atentos al tema. Alejandro, del grupo Mburucuyá, de Dolores, contó a Brecha que “acá nos criamos entre matayuyos y hoy, todavía, hablar mal del glifosato es como hablar mal de la madre. Están todos vinculados y nadie se anima a denunciar”. Eso explica que en el total de denuncias presentadas desde Soriano ante los ministerios, las realizadas por maestras o directoras de escuelas rurales (independientes del poder económico) tengan un peso importante, aunque tampoco estén libres de presiones. Ejemplo de eso fue la afectación a la salud que sufrieron los niños de la escuela 84 de La Concordia, ya que a una reunión que se hizo para tratar este tema se presentaron tres padres que trabajaban para el productor e intentaron desalentar la presentación de la denuncia. Además, el productor se acercó a la escuela y acusó de psicosis a la directora, luego de que los niños tuvieran náuseas, diarrea y dolores de cabeza y un médico de la policlínica les diagnosticara intoxicación (véase Brecha, 7-X-2010).

Pero tanto en Soriano como en el resto de los departamentos, hay otros factores que desalientan la presentación de denuncias. “Uno se cansa de denunciar. Desde que hacés la denuncia hasta que vienen a tomar las muestras pasan muchos días”, ni que hablar del tiempo que se demora en obtener una respuesta, y cuando llega la comunicación se limita a indicar el agrotóxico detectado, aseguraron varios vecinos. En Guichón, la oficina del Mgap no canaliza las denuncias, y cuando vienen los técnicos, analizan únicamente la situación del denunciante, pero no reparan en los vecinos o en otras situaciones que se podrían detectar: “Muchas veces pasamos por escuelas rurales al lado de plantaciones de soja y paramos, tomamos los datos y hacemos la denuncia. Pero los técnicos del Mgap, que recorren las mismas rutas que nosotros, no lo ven, no actúan de oficio”, planteó Marcelo Fagúndez, del grupo Vecinos de Guichón por los Bienes Naturales, en el que muchos afectados sostienen que no poseen los recursos ni el tiempo para dar seguimiento a las denuncias, y que incluso cuando insisten, no obtienen ninguna solución.

Pero más allá de las trabas, el MS informó a Brecha que desde 2011 determinó la afectación de la salud en cinco casos (tres de ellos que incluyen a varios vecinos o trabajadores) y aplicó sanciones contra los productores que fueron desde las 300 a las 1.000 unidades reajustables. Dos fueron en Canelones, uno en Río Negro, uno en Paysandú y uno en Cerro Largo, a partir de denuncias hechas entre 2012 y 2013. El análisis de los casos ha llevado su tiempo, si se tiene en cuenta que la última resolución es de 2016; por lo que las denuncias realizadas desde 2014 todavía podrían arrojar viejas responsabilidades.

EL MODELO. El desarrollo de la agricultura a gran escala se consolidó en 2003 a partir del boom de la soja, cuando el precio internacional del grano se disparaba y su cultivo para la exportación aseguraba llenar bolsillos, explicó a Brecha el bioquímico y docente de la Facultad de Química Pablo Galeano. “En ese entonces –afirma– empezó un nuevo modelo de negocios, grandes empresas que captaban inversores y arrendaban los campos mientras el precio de la soja se mantenía alto. El objetivo es explotar la tierra todo el tiempo que se pueda mediante el uso de un paquete tecnológico intensivo en insumos químicos, con una lógica que no es la misma que la del pequeño productor que cuida el campo para dejárselo a sus hijos.”

El boom sojero trajo aparejada la utilización masiva de agroquímicos. Hasta 2014 el uso de estos productos creció en una proporción mayor al incremento de la superficie destinada a la agricultura (vease gráfico de pág 33). Su crecimiento alcanzó un punto máximo en 2013, superando los 2,2 millones de hectáreas, cifra que ha descendido gradualmente durante los años posteriores y no alcanzará los 1,7 millones de hectáreas en la zafra 2016/2017, según estimaciones del Mgap. La razón principal es la caída del precio de la soja, que ocupa más de la mitad del área agrícola.

Asociado a este fenómeno, en el año 2000 se registró un volumen de importación de 3.783 toneladas de agroquímicos, cifra que siguió creciendo con pocos retrocesos hasta 2014, cuando se importaron 24.654 toneladas, un récord histórico. El año siguiente fueron 15.107 las toneladas de plaguicidas importadas, y en 2016, 17.461. Galeano estimó que esta caída, además de estar vinculada a la disminución del área destinada a la agricultura, se puede deber a la acumulación de stock en años anteriores o a la especulación respecto a la subida del dólar.

Los herbicidas, destinados a combatir la maleza, son los que representan el mayor volumen de las importaciones, en comparación con los plaguicidas que atacan insectos (insecticidas) y hongos (fungicidas). Entre los herbicidas, el glifosato es el que más se utiliza: el año pasado se importaron más de 11 mil toneladas de este producto, y en 2014 encima de 14 mil. “Empieza a haber plantas que antes mataba el glifosato y ahora no. Es como con los antibióticos”, explica el bioquímico, y por este motivo el glifosato es mezclado cada vez más con otros tóxicos, como el 2,4-D, de pésima fama por haber sido uno de los compuestos del agente naranja utilizado por Estados Unidos en la guerra de Vietnam. Hoy, luego del glifosato, es el producto que más se importa.

“El Estado es permisivo, y después terminamos peleándonos entre los pobladores. Los productos están a la mano, y la gente va y los aplica”, planteó a Brecha Carlos Urruty, apicultor, docente y guía de circuitos de naturaleza de Guichón. “Este año, como hubo problema para vender la miel en Europa porque aparentemente aparecieron rastros de glifosato, nos mandaron un mail desde el Mgap pidiendo que por favor extremáramos los cuidados, que no vayamos a poner glifosato cerca de las colmenas como matayuyos. Es vergonzoso lo que nos planteaban, porque acá nosotros nadamos en glifosato, estamos rodeados de soja, de sorgo, de trigo”, contó Urruty. “Lo que queremos es otro modelo, por lo menos en algunas zonas”, sostuvo Marcelo Fagúndez, con los ojos puestos en el debate canario.

Motivos de las denuncias por uso incorrecto de productos fitosanitarios registradas por el MGAP de 2011 al 19 de diciembre de 2016.

En Canelones el ejemplo de La Armonía dejó en evidencia la fuerte contradicción de modelos productivos en un mismo territorio. “Un plan de desarrollo rural pertinente y apropiado para el departamento debe reconocer que el modo de producción prioritario es el familiar, es el modo de producción que asegura la soberanía alimentaria, es el único que no oscila y no tiene la fugacidad ni la volatilidad que tiene el capital”, dijo a Brecha Matías Carámbula, director de Desarrollo Rural de la Intendencia de Canelones. Esa particularidad de departamento proveedor de alimentos es algo a defender ante el avance del agronegocio, señalaron desde el gobierno canario, que en estas fechas se apresta a discutir un nuevo plan de ordenamiento territorial.

El Mvotma parece ir en la misma línea, una cartera que impulsa la producción agroecológica y ve con buenos ojos que algunos cultivos sean restringidos a determinadas zonas, y que además pretende incluir un componente ambiental y de salud que analice cada plaguicida antes de que sea habilitado para su uso agrícola.

Pero se necesita mucha voluntad política para contradecir la tendencia nacional de país agroexportador (Mujica, años atrás, decía: “La soja merece un monumento porque es una planta sagrada que nos trajo rentabilidad”), los lineamientos a nivel nacional, empezando por el propio Mgap y su idea de “país productivo”, y los intereses de los grandes productores.

Hasta que no se logre una revisión del ordenamiento territorial pero a nivel nacional, las contradicciones entre modelos productivos y los conflictos entre pobladores continuarán.

*    Colaboración en la producción periodística de Mariana Abreu.

La responsabilidad de las empresas aplicadoras

Empuñando el volante

En la película argentina Desierto verde,el piloto del avión fumigador espera junto a los empresarios sojeros que el magistrado dicte sentencia en un juicio sin precedentes. Los vecinos de Ituzaingó Anexo, en Córdoba, cuyas casas están linderas a un campo de soja, están muriendo de cáncer envenenados por los pesticidas. En un fallo histórico, el juez decide duras penas para el empresario y, en un detalle que tal vez pase desapercibido, absuelve completamente al piloto del avión fumigador por entender que sólo siguió órdenes. La pregunta que deja abierta: ¿hasta dónde llega la responsabilidad del aplicador?

Un ejemplo local. En la zona de La Armonía (véase nota “Agua que no has de beber”) los propios vecinos cuentan que fueron aconsejados por ingenieros agrónomos del Mgap y la recomendación fue clara: la millonaria demanda económica que están organizando por las pérdidas de sus cultivos debe ir contra la empresa aplicadora y no contra la sociedad anónima argentina dueña de los campos. “Para mí es al revés, vamos a demandar a los dueños de los campos y los cultivos. La indicación equivocada (una dosis de picloram ocho veces más de la permitida) la firmó el ingeniero agrónomo de la empresa. Ellos son los responsables”, opinó Eduardo Casanova, uno de los productores afectados.

Según el último registro de empresas habilitadas por el Mgap (de octubre de 2016), en Uruguay hay 49 aplicadoras aéreas (avionetas fumigadoras) y 803 terrestres (mosquitos y camiones fumigadores). “Las terrestres son muchas más y hay menos control sobre ellas, muchas veces son los propios dueños de los campos que fumigan. Sobre nosotros hay más control porque somos menos, todos los pilotos estamos registrados y tenemos licencia”, opinó Gustavo Matiaude, secretario de la Asociación de Pilotos Aeroaplicadores de Uruguay (Apau). Matiaude, quien dice salir a fumigar con su hija en la cabina de la avioneta, defiende la labor de sus colegas pilotos (“somos los encargados de cuidar la comida de todo un país”), y sostiene que hay demasiada “sensibilidad” de la población con respecto al tema: “Siempre somos los que aparecemos en la foto aunque no tengamos nada que ver”. De hecho, “vamos a empezar a defendernos como asociación contra las denuncias sin fundamentos”, y a demandar a los vecinos “que opinan sin saber”, que “son siempre los mismos, son los que denuncian sólo porque pasó volando una avioneta”.

La fumigación área cubre mayor superficie en menor tiempo cuando los calendarios de producción aprietan, sostienen los pilotos, pero justamente esa “ventaja de optimizar tiempos” es la que trae consigo los casos de mala praxis: “un día van a un campo, después al de al lado… Si el día pautado hay viento, aplican igual el producto, porque si no se atrasan”, advierte el bioquímico Pablo Galeano, en relación con la deriva de los productos hacia tierras aledañas.

LOS MOSQUITEROS. Otros, sobre todo ex fumigadores, son bastante críticos en cuanto a la responsabilidad que les cabe a los dueños de las aplicadoras, señalan el riesgo de salud al que están directamente expuestos los trabajadores y apuntan en dirección a los productores, que les exigen pasar por alto su formación en buenas prácticas, en pos de lograr una aplicación más agresiva, “por si las moscas”. Sistemas de seguridad que se deshabilitan para evitar molestias durante el vuelo y terminan con pérdidas de producto sobre los pueblos, los animales, los cauces de agua. Aplicaciones que cruzan alambrados y entran en el campo del vecino. Y fumigaciones en horarios y condiciones climáticas no recomendadas son sólo algunas de las prácticas que relatan.

“Los mosquiteros (conductores de mosquitos) lavan las máquinas o cargan agua con la motobomba directamente de la cañada, a veces se le zafa la retención del mosquito y toda el agua con el producto vuelve a la cañada… Hace poco a uno le pasó, se le aflojó la válvula del camión y volvió el producto para atrás, y fue instantáneo: subieron todos los peces muertos”, cuenta un vecino de Guichón, que presenció el siniestro.

  1. Ulises de la Orden, 2013

El caso de Guichón y la afectación a la salud

Rodeados

Por el camino que desemboca en la casa de Miriam, en Colonia Juncal, está la escuela agraria y hay varias viviendas, pero lo que predomina es la plantación de transgénicos: de un lado soja, del otro maíz. Los dueños de los campos son, en general, reconocidos pobladores de la zona, como el político colorado David Helguera, pero los predios están arrendados a dos argentinos, José Borgo y Horacio del Campo, que extienden sus plantaciones hasta el borde del alambrado.

Desde hace años Miriam lucha por preservar su salud y mantener su trabajo. Es apicultora y sus abejas manifestaron síntomas antes de que ella los percibiera en su propio cuerpo. En el año 2000, con el avance de la soja y la forestación y sus indisociables fumigaciones, el rendimiento de su empresa apícola empezó a mermar. En 2013, luego de varios achiques y de conseguir trabajo en Montevideo, definió cerrarla definitivamente. “Vine para hacer todos los trámites del cierre de la empresa y esa noche tenía una reunión con otros apicultores. Cuando me vinieron a buscar sentí el olor, y me demoré para ir a tapar a los pollitos, las gallinas y los conejos. El compañero que me había venido a buscar abrió apenitas la ventanilla de la camioneta y me apuró, diciendo que nos íbamos a intoxicar.” Ya en la reunión, a Miriam le empezó a faltar el aire. “Pedí que me llevaran a la emergencia. Cuando llegué tenía 23 de presión arterial, me pusieron oxígeno, y perdí la noción del tiempo, pero no me recetaron más que un antialérgico, el mismo que le daba a mis hijos cuando eran chicos. Entonces me di cuenta de que tenía que hacer la denuncia. Fui a buscar a Marcelo (Fagúndez, referente del grupo Vecinos de Guichón por los Bienes Naturales), que me ayudó a escribirla.”

Las muestras de su terreno dieron positivo a los herbicidas 2,4-D y glifosato, pero fue tres años después, en 2016, que el Ministerio de Salud (MS) comprobó la afectación de su salud. “Ahora tengo dolores musculares, articulares y óseos, pero sé que la degeneración no se detiene, sigue avanzando. ¿Qué pasa con las personas que quedan enfermas, sin trabajo y a la deriva? Los ministerios cobran una multa, pero el afectado queda desamparado.”

De hecho, que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (Mgap) y el MS hayan resuelto aplicar sanciones al productor (todavía pasibles de apelación) no impidió que los agrotóxicos llegaran nuevamente hasta su casa en diciembre del año pasado, esta vez en forma de glifosato y atrazina (este último prohibido unos días antes por el Mgap), tal como se comprobó luego de plantear una nueva denuncia. En estos años Miriam contrató a varios abogados, recorrió las oficinas públicas y pagó pasajes y estadías para poder denunciar.

No es la única, porque aunque haya quienes callan por temor a las represalias, en Guichón hay un movimiento de vecinos que desde hace años trabaja el tema, denuncia, debate, propone. En 2009 denunciaron la muerte de 49 terneros y dos vacas luego de que un avión rociara al ganado de los productores de la zona con el herbicida endosulfán. Desde 2012 denuncian sistemáticamente las fumigaciones próximas a las escuelas rurales, la quema y el desecho ilegal de envases de agrotóxicos, la afectación de la salud de los pobladores. En 2013 hicieron un relevamiento luego de que 23 mujeres perdieran sus embarazos (de ocho semanas hasta embarazos a término) en el lapso de tres meses.

Con paciencia, Marcelo repite en compañía de los periodistas de Brecha un recorrido que ya es rutina: visita las casas de los vecinos, releva testimonios y habla sobre un plan local de ordenamiento territorial que impulsan y que implicaría contar con una “zona de protección ambiental y turístico termal”.

En el camino, Nelson cuenta que luego de una fumigación consultó a una doctora vecina, que confundió sus síntomas con los de una hepatitis, y que desde ese momento va lo menos posible a su casa de Colonia Juncal. Jorge señala las plantaciones que lo rodean y describe la afectación que padece su familia, da cuenta de la denuncia que presentó y los meses que va a demorar en conocer los resultados de las muestras, aunque asegura que ya sabe lo que van a arrojar: las fumigaciones fueron con 2,4-D, y “el olor llegaba limpito” a su casa. Ana y Gustavo, nuevos en el barrio, relatan que al poco tiempo de mudarse apreció el sorgo, y más tarde su sucesora la soja, a tan sólo diez metros de la ventana de la cocina. Le pidieron “al argentino”, el día que “llegó en su cuatro por cuatro”, que les avisara antes de fumigar, que ellos preferían irse del lugar cada vez que se aplicaran agrotóxicos, pero ahora no sólo no les avisan sino que realizan las aplicaciones de madrugada: cuando el olor irrumpe en sus sueños, Ana y Gustavo juntan sus cosas, resguardan a sus animales y se van.

Otra Ana, en este caso del barrio Mevir 1, donde está alojado el silo de la Cooperativa Agraria Nacional (Copagran), cuenta que no fueron una, ni dos, ni tres las veces que se intoxicó. “Yo cosecho hierbas medicinales en el monte, y ese día, hace unos meses, sentí un ruido y miré para arriba. Era una avioneta que pasaba, y debajo de ella caía una llovizna que me quemó los ojos. Ahora tengo un problema en los lagrimales, y el oculista me dice que estoy muy afectada, que me tienen que ver en Montevideo.Estoy con gotas y antibióticos, y estoy empeorando. Yo ya estoy lisiada con esto, cada vez que fumigan me vienen náuseas, me queda la cara quemada, me enciendo. Miriam me dijo que haga la denuncia, pero qué voy a ir, si la última vez demoraron un año en venir. Yo no quiero pasar por eso de nuevo, estar esperando, atrasándome en mi trabajo, para que al año vengan a preguntarme cómo fue y que no te solucionen nada.”

Guichón está rodeado de soja y eucaliptos. Las recurrentes denuncias de los pobladores lograron disminuir las aplicaciones aéreas de agrotóxicos y confinar la mayor parte de las plantaciones a las afueras de la ciudad, pero directa o indirectamente los vecinos de Guichón siguen siendo fumigados: las dos potabilizadoras de agua, de donde se obtiene la que toman los vecinos de toda la zona, son a cielo abierto y están a pocos metros de las plantaciones; Copagran y su silo están en medio de la ciudad y las aplicaciones sobre los granos se dispersan y llegan hasta las casas de los vecinos y el Caif. Frente a la burocracia y la desidia del Estado, en Guichón se repite la idea de que la producción pesa más que la salud de la gente.

PETER Peleó en la Segunda Guerra Mundial y a los 90 años se convierte en PATRICIA

Nació como Peter Davies, pero supo desde la infancia que no estaba en el cuerpo correcto; ahora inició el proceso para convertirse en Patricia.

Según cuenta La Vanguardia, esta fotógrafa industrial retirada que vive en Leicestershire pasó toda su vida como hombre e incluso estuvo casado con una mujer durante 63 años, pero a los 90 decidió cambiar de sexo.

Victoria

 

Durante todo este tiempo temió que si mostraba su verdadero ser la discriminaran en su familia o la agredieran por la calle. “Ahora me he quitado un gran peso de encima. Vivía una mentira”, dijo a la prensa británica.

En su juventud se sabía poco sobre la transexualidad. “Yo habría sido clasificado como homosexual y ya está. Habría tenido problemas en el ejército y me habrían encarcelado”, reflexionó.

A los 60 años descubrió la palabra “transgénero2 mirando la televisión y eso fue el detonante. “Fui corriendo a por mi esposa y se lo conté todo. Ella fue muy comprensiva conmigo y, aunque acordamos mantenerlo en secreto, ella solía comprarme joyas y me llamaba Patricia”. La mujer falleció hace unos años, pero el cambio “es lo que ella hubiera querido”.

“Me siento muy aliviada y soy muy feliz de ser aceptada como mujer”, terminó diciendo.

Montevideo Portal

Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor. 132 (Años de la pulpería “El Chanchito feliz”, de Poblado Colón)   “Matemáticas oníricas”

Vecina. Sí. A gata y con mucha fuerza de voluntad, pero me levanté si. No tendrá por ahí un par de “escarbadientes”? Pa ponérmelos en los párpados, pa que me queden abiertos, como hacia el gato Tom, se acuerda? Igual cedían y se rompían los palillos, el cansancio era más grande, que es lo que me ta pasando en éste momento Doña Eutanasia. O sino ta buena esa de los lentes con ojos abiertos pintados eh!!! Y me pego terrible siesta, en la oficina, delante de la computadora… Igual capaz que se dan cuenta que estoy dormido, creo. No, no ronco no, pero tengo espasmos corporales más principio de síntoma de Tourette… Tiro patadas y manotazos, insulto y hablo dormido. Ya me llevé una sanción por eso, me dormí en la oficina, y justo pasó un compañero y le pegué una patada, se cayó y se dio la cabeza contra el escritorio, rompió una silla y “destartaló” una impresora que justo taba arriba del mueble antes mencionado. Arreglé con la empresa pagar la impresora en cuotas, que me la descuentan del sueldo mismo, y arreglé con el compañero, que la ida a emergencias a que le suturaran la frente también corría por mi parte. Quise además, hacerle un presente al amigo, anduve averiguando; no sé, algún libro, sea de Harry Potter o de “Geomorfología avanzada grado 4”, pero es muy viejo pa´l Harry y muy desinteresado de la superficie terrestre como pal otro, así que seguí buscando. Averigüé que el hombre era casado, quise preguntarle a la mujer… lo había echado de la casa hace como 6 meses, ni pregunté por qué, pero por la cara de la Doña, no era por buen tipo. Yo y mi sal. Ante tal situación pensé regalarle algo pa tomar… le aborrece el alcohol; así que esa botellita de “Chanceler” que tengo sin abrir, quedará sin abrir, ya que es intomable. Y pa que un servidor diga que es difícil tomarlo, créame… Le hecha el litro completo a la motito Zanella Due y anda toda la semana; moja un poquito de eso en algodón, y no desinfecta las heridas, las cauteriza directamente. Bueno, alcohol no toma, decía, ropa no iba a regalarle, es muy personal; jabones y desodorantes y esas cosas, es tratar de sucio a la otra persona; decidí entonces comprarle uno de esos chocolatitos que tiene mensajitos lindos del estilo: “feliz cumple” o “te quiero”… igual no encontré ninguno que dijera: “perdón por pegarte una patada dormido y que te dieran 15 puntos de sutura en la frente”, pero la intención la tuve. Lo más parecido que encontré fue uno que dice: “Que te recuperes” y ta, le compré ése, fui y se lo dí… Me agradeció, pero me dijo que se lo iba a regalar a la sobrina chica, ya que él es diabético grado III, insulino dependiente, heredado genéticamente, que lo llevaba en su ADN (ácido desoxirribonucleico), y que si llegaba a comer eso, muy probablemente hiciera un coma diabético provocándole un edema de glotis, el cual lo asfixiaría al instante… “gracias igual” me dijo. De cualquier manera, mi humilde gesto, no me salvó de la sanción y lo peor de todo es que de todas formas me desperté a las 7 de la mañana, los 3 días, sin alarmas. Me cacho en dié!!! Hoy me reintegré, e igual anoche me dormí tarde y por eso ando con sueño. A las 2 de la mañana. Y que quiere que le diga vecina, por pasional y patriótico me acosté a esa hora. Por fanático y fiel seguidor. Me quedé viendo a la “Celeste” sí, mal yo. Es que es como una vocecita interna que me obliga a mirar a la Selección Uruguaya. Perdí 2 horas de hermoso sueño, mirando a unos 11, y al rato 10 tipos, maltratar a la pelota de una manera tal, que daba convulsiones de solo verlos. Quería ver al Maestro Tabárez también, a ver si había cambiado de motito, o seguía con el mismo cuatriciclo, pero se me apareció caminando y todo, con un solo bastón Canadiense, a lo Charles Chaplin, pasitos cortitos, con los piecitos a lo “10 y 2”, le faltaba revolearlo, como hacía el cómico de origen Británico, más precisamente Londres. Igualito a don Charles, hasta lo mudo. No da indicaciones el tipo, no habla. Y el cuadro en la cancha es una escena al principio cómica (de Chaplin) y después se transforma en una de suspenso y terror (S. Kubrick, “El Resplandor”, basada en el libro de S. King, por ejemplo). Usted sabía Vecina, que el “equipier” de la selección, en su bolsito, en vez de tener agua o el popular “spray” pa los dolores, tiene Blem? Si, lustra muebles, porque hay algunos “player´s” que son de madera!!! Y don Oscar parece gurí chico que lo mandan a hacer un mandado, siempre se queda con el cambio. Una nefasta doble fecha, con saldo 0 punto. De cualquier manera, el Uruguayo esta feliz, al decir de Riquelme, ya que con esta magra cosecha de unidades, podemos volver a lo nuestro, a las raíces, a lo que nos ha caracterizado por años… hacer cálculos pa ver si llegamos al mundial!!! Ahora sí es el Uruguay que uno conoce!!! Saquen las “científicas” señores y señoras, Rusia nos espera… Rusia nos espera? Me voy a dormir!!!

Salú!!!

Emilio “Pelado” Machado

Facebook: Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor.

UNA ARTISTA ARGENTINA SUBASTA 250 OBJETOS QUE TENIA EN SU CASA DE PUNTA DEL ESTE

La noticia sorprendió a los medios argentinos: Pinky subasta 250 objetos personales. Rápidamente surgieron especulaciones al respecto. ¿Estaría atravesando un mal momento económico? Según pudo saber La Nación, ese no sería el motivo. La verdadera razón por la cual la conductora y periodista optó por deshacerse de algunos de sus bienes es porque vendió su casa en Punta del Este. “Al vender la casa, me traje todo para acá. Tenía muchas cosas en Uruguay, así que decidí desprenderme de algunos objetos que no me hacen falta. ¡He juntado tanto! ¡O me voy a la vereda o me deshago de algo!”, reveló.

Entre los objetos que Pinky puso a la venta se encuentran cuadros de importantes artistas, esculturas y vajilla.

Recordemos que Lidia Satragno -así se llama Pinky- tuvo una vasta trayectoria que incluyó radio, televisión, cine y hasta se metió en el mundo de la política. El año pasado cumplió 60 años de carrera. Con 81 años, la multifacética artista padece de una dolorosa enfermedad por la que está en cama. Todo empezó con una neumonía que le dejó como consecuencia una trombosis.

Venezuela ya no vive mas democraticamente

Algunos miraban para el costado, otros alimentaban el ego de Maduro, y otros sostenian desde el interés el apoyo a una Dictadura que comenzo hace mucho tiempo, ya que se remonta a la epocha de Chavez.

Saúl Godoy, periodista de la página El Tambor del Hortador de Venezuela, afirmó que “estamos en una situación de incertidumbre, el acceso a la comida y a la medicina es terrible, hay fuerzas armadas que no defienden la Constitución, se ha aliado con una camarilla ligadas a mafias del narcotráfico y corrupción”.

“Aseguran que se han captado imágenes de soldados hurgando en la basura para poder comer, creemos que padecen los mismos agravios que el pueblo, pensamos que un 70 u 80% de los soldados deberían estar en contra de lo que está sucediendo”.

esta realidad que fundamentalmente la prensa Venezolana perseguida, maltratada , mas familiares de presos  políticos denunciaban no era escuchada fundamentalmente por los dirigentes populistas de América Latina.

ALLANAN OTRA VEZ LA CASA DEL PROFUGO “LA VENTANITA” EN GUICHON

La Justicia a principio de febrero d este año.  habia  liberado el pedido de captura de un vendedor de drogas de 42 años conocido en nuestra ciudad popularmente como “Ventanita”, el que estuvo vinculado a importantes operativos a nivel nacional y desde 2013 esta radicado en la ciudad de Guichón.

El último procesamiento de Francisco Alejandro Arbelo Imbert, poseedorV de varios antecedentes penales, había sido en el marco del operativo “Invasor” (2014). a un mes  de este hecho, acaba a efectuar un allanamiento en su finca, donde cuenta con un comercio llamado “La Ventanita”, desde donde presuntamente vendía y distribuía cocaína, marihuana y pasta base.

El Popular Ventanita de 42 años de edad esta siendo buscado por estas horas intensamente por este motivo hoy se habria allanado nuevamente su hogar en el barrio Sineu de nuestra ciudad, aun se desconoce los resultados del mismo.

 

LA CORTITA Y AL PIE  DE FABIAN MOREIRA UN GRAN NEGOCIO, PARA QUIEN?

Daniel Martinez, es el Intendente de Montevideo que quiere ser el próximo presidente

 

El mundo de la politica puede tener diferentes interpretaciones pero  no puede sustentarse de  apariencias sino únicamente de la verdad.

Los políticos todos y en especial aquellos que tienen el honor de ocupar cargos electivos, deben entender que están para en cada momento  defender los intereses de toda la comunidad.Resultado de imagen

Cuando se toman decisiones, estas no pueden perjudicar al estado, a la comuna, ya que en definitiva es perjudicar a quienes sostienen la estructura pagando los impuestos.

La Intendencia de Montevideo compro un inmueble a través de una licitación en un millón y medio de dólares.guichon

Si bien se informa que se cumplieron todos los requisitos, lo que asombro al Tribunal de Cuentas que ese inmueble dos días antes valía la mitad, unos 750 mil dólares.

A lo que hay que sumar que la resolución expresa que “no constan” en el expediente informes técnicos previos que fundamenten la elección en el pliego de determinada zona de Montevideo para la ubicación del inmueble, así como las especiales características de las construcciones y metrajes que se requieren como mínimo.

Seguramente este evento o transacción económica se le encontrara los argumentos jurídicos y el Intendente de Montevideo Daniel Martinez justificara que no hay nada ilegal mas alla de todas las observaciones.

Daniel Martinez, es el Intendente de Montevideo que compro para la Intendencia este inmueble al doble de lo que lo vendieron sus propietarios,  quiere ser el próximo presidente

TABAREZ, BUSCARA JUGADORES EXTRA PROCESO

Tras la dura derrota de Uruguay en las eliminatorias, la tercera consecutiva, el técnico Oscar Tabárez dijo al retornar de Perú que analiza el retorno de Martín Cáceres y que también piensa en sumar alguna nueva cara para intentar salir del pozo futbolístico.
La Celeste perdió prácticamente toda la reserva que tenía en el banco, gracias a la muy buena actuación del equipo en el primer tramo del camino mundialista, en el que además de puntos tenía un colchón importante en la diferencia de goles, que a la postre puede compararse a tener una unidad más en la tabla. Pero no solo perdió los últimos 9 puntos que disputó, sino que en esos tres compromisos le convirtieron nueve goles y anotó tres. Y, de yapa, en las tres ocasiones le dieron vuelta el partido. El entrenador dejó en claro que “estamos en una situación preocupante que tenemos que resolver antes del próximo partido, porque son siete equipos con posibilidades de clasificación separados por 6 puntos. La situación no es la misma que hace tres fechas”.
Más allá de asegurar que la situación que vive Uruguay puede darse en “la diversidad de rodaje de los jugadores”, dijo que aprovechará la doble fecha FIFA de junio para trabajar con el equipo, que podría tener regresos e incorporaciones. Los amistosos ante Italia e Irlanda seguramente contarán con el retorno de Martín Cáceres. “Ha jugado en la Sub 23, ha estado en el banco del primer equipo, pero si se mantiene bien y está entrenando, lo citaremos porque lo necesitamos”, expresó con respecto al defensor del Southampton inglés. Y tampoco descartó recurrir a Rodrigo Bentancur, aunque dejó en claro que prefiere que esté en el Mundial Sub 20. Más allá de valorar al futbolista de Boca, Tabárez indicó que no quiere “ser prisionero de la necesidad”, sino que apuesta a la maduración del futbolista, para lo que sería importante que los xeneizes lo cedieran para jugar la cita mundialista. “Después de eso veríamos, porque no es un jugador de los que salen todos los días”, dijo. El maestro agregó que “vamos a ponernos a trabajar en el seguimiento de los futbolistas , tener un panorama claro de Cáceres y otros”, y barajó la posibilidad de “incorporar a algún otro futbolista, algo que es muy pensado pero tenemos tiempo”.
Eso sí: luego de la derrota ante Perú dijo a sus jugadores que “no me explico cómo el equipo de los últimos minutos, con 10 jugadores, metió al rival en el arco” siendo el mismo que cometió tantos errores. “Esperamos que cada uno se mentalice y aparezca en el curso de los partidos el equipo de los últimos 15 minutos”.

LLAMAN A PARO DE CAMIONEROS Y PELIGRA LA DISTRIBUCIÓN DE COMBUSTIBLE

JUAN PABLO CORREA

La Intergremial del Transporte Profesional de Carga (ITPC) redobló la apuesta y llamó a un paro general del transporte de carga por tiempo indeterminado. Los camiones de los transportistas bloquearon ayer los accesos al puerto de Montevideo y si bien levantaron la concentración al caer la tarde hoy tienen previsto volver a bloquearlo.

La distribución de combustibles no se verá afectada hoy, pero podría serlo más adelante.

El decreto “antipiquetes” del gobierno no parece haber servido para disuadir a los propietarios de camiones que están en medio de un duro enfrentamiento con los cultivadores de arroz, los que buscan sacar de sus chacras la cosecha. Ayer la puja volvió a generar incidentes en el este del país.

En paralelo, nueve sindicatos presentaron ayer, al filo del plazo legal, un extenso recurso administrativo de revocación contra el decreto del Poder Ejecutivo que el gobierno no cambiará. (Ver nota aparte).

Eduardo Linares, dirigente de los transportistas de combustible, dijo a El País que “ese decreto capaz que está jugando un poco en contra, capaz que toca un poco la fibra de la gente”. Según Linares, todo el sector del transporte necesita una regularización. “Cada vez transportamos menos combustible al norte del país. El tema del contrabando es una grosería”, dijo.

Según Linares, la utilización de combustible brasileño es lo que permite que algunos camioneros ofrezcan los fletes bajos a los arroceros que la ITPC rechaza por entender que son más bajos que los de la zafra pasada. La ITPC no afectará la distribución de medicamentos, pero es probable que sí se vea resentido el reparto de leche.

Los transportistas de combustible pidieron por ahora no parar aunque apoyan la protesta. Participan en la distribución de combustibles en todo el país unos 200 camiones y 300 personas.

La situación se normalizó ayer en las cercanías de Río Branco (Cerro Largo) para lo que influyó que una empresa molinera importante aceptara mejorar el valor del flete. Pero en las cercanías de Lascano, en el norte de Rocha, hubo incidentes como ya había pasado en Treinta y Tres y Río Branco.

José Bresque, presidente de la Asociación de Fomento Rural de Lascano, contó a El País que en el kilómetro 138 de la ruta 15, a unos siete kilómetros de los molinos de Saman y Coopar que en esa localidad rochense reciben el grano, hubo incidentes. “Había camiones que querían pasar y los detuvieron. Intentaron irse, los amenazaron con romperles los vidrios de los parabrisas. Los camioneros que querían pasar se aguantaron y llamaron a la policía”, comentó.

La policía de Lascano logró ordenar la situación. Según Bresque, “apareció gente no se sabe de dónde, que no tiene conocimiento de lo que es un cultivo de arroz”. Según Bresque, la cosecha lleva un 30% de avance y “el arroz no se puede detener, en 24 horas tiene que bajarse del camión, porque de lo contrario pierde calidad”.

La calidad del cereal se presenta buena y los rendimientos pasan los 9.000 kilos por hectárea. Los precios de venta no cubren los costos.

Recurso.

Ayer los sindicatos COFE (estatales), Fenapes (profesores), ADES (profesores montevideanos), Adeom (municipales), Affur (funcionarios de la Universidad de la República), Unión Ferroviaria, AFPU (postales), UFC (Codicen) y Sughu (hoteleros y gastronómicos) presentaron un recurso revocatorio contra el decreto que apunta a asegurar la libre circulación de bienes y personas. Estos sindicatos son críticos del decreto como los empresarios, pero por motivos distintos. Entienden que amenaza el derecho de huelga.

El recurso, al que accedió El País, señala que “asistimos a una clara transgresión a la Constitución de la República mediante la limitación y desconocimiento de derechos fundamentales integrantes del elenco de derechos humanos mediante la mera acción administrativa que se recurre”.

“Asistimos mediante el acto que se recurre a una mera decisión administrativa que pone en la esfera del Ministerio del Interior y eventualmente en el Ministerio de Defensa, una exorbitante e ilegítima discrecionalidad para reprimir derechos de la máxima protección jurídica”, agrega. No se puede limitar derechos por medio de un decreto. Se requiere para ese fin una ley, dice el recurso.

“El derecho de asociación, reunión y expresión manifestado a través de la toma de las calles o rutas, o el corte de las mismas como forma de expresión de la protesta, constituye en la gran mayoría de los casos la única forma al alcance de vastos sectores sociales en pro del acceso a bienes jurídicos fundamentales que hacen a la calidad de vida y a la dignidad humana. Lejos de oponerse a los intereses generales, a la salud, la seguridad o el orden público, constituyen el único medio para exigir y garantizar su acceso ante la actitud omisa de los gobernantes, como forma de concreción de una sociedad más justa, igualitaria y democrática”, señala.

Se apartan.

El Sindicato Único del Transporte de Carga y Ramas Afines (Sutcra) aclaró en un comunicado que no apoya la movilización de la Intergremial del Transporte Profesional de Carga. El sindicato dice que las reivindicaciones son de carácter “económico comercial” y no reflejan “en lo más mínimo el sentir del obrero del transporte”.

REUNIÓN CON LA BANCADA.

Gobierno mantendrá decreto que generó polémica en el FA.

La bancada de Diputados del Frente Amplio recibió ayer al subsecretario de Interior Jorge Vázquez y al director general de Secretaría, Charles Carrera, por el decreto antipiquetes que fue rechazado por varios sectores de la coalición. En el encuentro participó también el presidente del Frente, Javier Miranda.

El coordinador de bancada Jorge Pozzi (Nuevo Espacio) dijo a El País que la reunión transcurrió en un buen clima, pero el decreto “está firme” y no sufrirá cambios.

Según supo El País, en el encuentro varios sectores plantearon sus discrepancias con la medida. Entre ellos están, el Partido Comunista, el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), el Partido Socialista y el diputado Óscar Groba (Espacio 609).

El Ministerio del Interior aprovechó la oportunidad para aclarar que nada cambia con este decreto para los trabajadores sindicalizados amparados en el derecho de huelga.

Según dejaron en claro los jerarcas del Ministerio del Interior, el decreto antipiquetes se aprobó para evitar una pérdida millonaria en la zafra de arroz y soja, por el conflicto entre arroceros y transportistas. Señalaron que había mucho en juego y se debía tomar medidas para asegurar la libre circulación en las carreteras. De todos modos indicaron que siempre se piensa apelar “primero al diálogo” antes que disponer el desalojo con la Policía.

En un intento por acercar posiciones, la bancada del Frente se reunirá hoy con los arroceros para mediar con los transportistas.

UNA PUJA MUY DURA.

El arroz se exporta en un 95%.

La secretaria ejecutiva de la Unión de Exportadores, Teresa Aishemberg, pidió “a todas las partes” que dialoguen para buscar una solución al conflicto del transporte de carga porque ya se han verificado perjuicios por miles de dólares. Y recordó que “hace tres años que el precio del arroz viene cayendo y eso repercute en toda la cadena”. El jueves de la semana pasada ya no se pudieron hacer embarques señaló. El libre acceso al puerto de Montevideo es clave para el arroz porque el 95% del cereal se exporta. El año pasado representó el 5% de todo lo que exportó Uruguay. Se vendieron al exterior más de US$ 434 millones del cereal. 2016 fue el tercer año en que más volúmenes de arroz se embarcaron.

Arroceros no quieren “tarifar”.

El presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), Alfredo Lago, rechazó en el lanzamiento de la zafra la “coacción” de los transportistas que están parando. Una carta de la filial de Tacuarembó de ACA echa luz sobre la posición de los productores. “Nosotros reiteramos conceptos básicos. Hace años que tenemos un común acuerdo con nuestros transportistas y no queremos que ningún gremio ni nuestro ni ajeno, venga a tarifar (aquello) sobre cuyo verdadero valor no tiene idea”, dice el comunicado. Este grupo acusa a la ITPC de “inventar” un conflicto y de contribuir a generar un clima “enrarecido”. Los transportistas el año pasado bajaron el flete del crucial cultivo de soja que se cosecha en abril.

Una gremial que mide su fuerza.

Hay 3.500 empresas dedicadas al transporte de carga reunidas en la Intergremial del Transporte Profesional de Cargas (ITPC) que está integrada por 23 organizaciones. La intergremial calcula que hay momentos en los que el 40% de la flota está ociosa. En la asamblea que decidió el paro participaron transportistas de madera, leche, ganado y otros productos. La necesidad de rebajar costos al transporte es un elemento común en las reivindicaciones de todas las gremiales. El gerente de la ITPC, Humberto Perrone, dijo que la organización no considera que la leche sea un producto esencial por lo que su reparto podría verse afectado. Lo mismo pasaría con el transporte internacional.

“LA CONSTITUCIÓN GARANTIZA EL LIBRE TRÁNSITO”, RECORDÓ.

Aguerre pide evitar que el conflicto se agrave.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, que es productor arrocero en el norte del país, terció en el debate y al participar en el lanzamiento oficial de la cosecha de arroz en Cebollatí dijo que “ese conflicto que puede tener razones valederas de una parte o de otra, no puede llegar a un punto en el cual genere un estado de alarma pública”.

“La Constitución garantiza el libre tránsito de personas y mercaderías. Ningún país mantendrá niveles de crecimiento económico, ni captará inversiones si hay dudas con respecto a si una mercadería puede transitar o no. Lo único que hace el decreto del Poder Ejecutivo (que apunta a asegurar el libre tránsito en rutas, calles y caminos) es generar instrumentos que garantizan eso. Eso no es a favor de nadie, ni en contra de nadie”, señaló el ministro.

Aguerre destacó la importancia de que la situación se resuelve rápidamente antes de que el próximo mes comience la cosecha de soja.

Quienes argumentan que hay informalidad en el transporte y eso permite que se ofrezcan fletes bajos, como sostiene la ITPC, deberán demostrarlo, argumentó Aguerre. La ITPC ha cuestionado a Aguerre por entender que en este conflicto es parte interesada.

Los transportistas sostienen que los cultivadores transmiten a los propietarios de camiones que si adhieren al paro no los contratarán nunca más.

Copyright © 2015. El Guichonense Digital - www.elguichonense.com